Estancias historicas
2013-03-28
Definitivamente, las estancias están enlazadas a la historia y esencia de nuestra cultura argentina.
Definitivamente, las estancias están enlazadas a la historia y esencia de nuestra cultura argentina. Quizás sea por la inmensidad de nuestra tierra, donde la mirada se pierde sin encontrar su límite, que los hombres y las formas de vida del campo sean tan particulares. Y por esta razón, las casas y hosterías que hoy reciben a los visitantes son fieles representaciones de nuestra identidad. En ellas, se expresa el pasado y presente de criollos e inmigrantes. Cada geografía deja su impronta. Como diría don Athaualpa Yupanqui, “un señor de a caballo en la pampa es un dominador del espacio...tiene llanura y tiempo y, como la pampa, su voz no tiene eco. La montaña sí le devuelve la voz al indio que nunca vio salir ni ponerse el sol”. Y con sabiduría define al paisano como el que lleva el país adentro. Las estancias del país cuentan su historia. Tanto las casonas europeas en medio de la llanura pampeana, como las fincas que se hicieron espacio entre los cañaverales norteños, o aquéllas que resisten el viento y la aridez patagónica. Siempre en ellas hubo un fogón prendido después del largo viaje, el pan casero y un mate caliente, cebados por los dueños que reciben al forastero sin importarles de dónde viene ni hacia dónde va. Y hoy siguen abriendo sus tranqueras al que busca en el paisaje algo de sosiego Welcomeargentina.com