Se recuperan los campos ganaderos
2013-03-26
Las lluvias de octubre y noviembre les han cambiado el aspecto a los campos ganaderos pampeanos
Las lluvias de octubre y noviembre les han cambiado el aspecto a los campos ganaderos pampeanos Las lluvias de octubre y noviembre les han cambiado el aspecto a los campos ganaderos pampeanos. Y de la mano de esa mejora llegó la recuperación de la hacienda de cría e invernada. Esta situación es la contracara de muchos potreros agrícolas, cuyos cultivos fueron afectados por las heladas tardías. Los establecimientos pecuarios de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Entre Ríos expresan todo su potencial primaveral. \"Las pasturas consociadas empezaron a tirar a mediados del mes pasado, con un predominio de leguminosas que las convirtió en muy empastadoras, lo que determinó bastante prudencia en las compras por parte de los invernadores. Pero luego desarrollaron las gramíneas y la alfalfa cambió su relación hoja-tallo con menos potencial meteorizante, lo que aumentó la receptividad de los potreros\", distinguió un técnico del oeste de Buenos Aires. * * * Con esa oferta forrajera asegurada \"los invernadores pastoriles presionaron sobre la escasa disponibilidad de terneros y llevaron los precios a $ 3,20/3,30 por kilo para animales trazados. La hembra no baja de $ 3\", aseguró un rematador de La Pampa. \"También demandan los productores que hacen invernada en las islas del Paraná; los nuevos engordadores del norte argentino, que aprovechan la gran receptividad del gatton panic y de otras especies megatérmicas, y los dueños de campos con aptitud dudosa para agricultura, luego del fuerte aumento de retenciones a los granos\", afirma Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero. Frente a esa demanda, en la cuenca del Salado los titulares de casas de remates se quejan de que hay una escasa oferta de terneros cola de parición, de poca calidad y uniformidad. Los terneros del Norte tampoco están muy accesibles para los invernadores pampeanos. Sus precios son altos y los elevados costos de fletes impiden que recorran grandes distancias para llegar a destino.